Posts Tagged ‘pagar’

h1

ING y los lerdos

abril 5, 2011

Algunos conocerán el banco ING. Es un banco que ofrece lo que decía Matías Prats en su anuncio, no soy muy dado a oír anuncios, mi mente se pone en blanco y suena la música del tetris (igual que en las discotecas.

Le cas, servidor realiza unas compras por ebay, poca cosa, el montante con gastos de envío sale por menos de 3 euros. Contacto con el vendedor y veo que tiene los apaños en ING.
Entro a la página de ING, consulto sucursales y, oh tristeza, oh dolor, campos de soledad, mustios collados, no hay ninguna en Ciudad Real (y la más cercana está en Córdoba).

Voy a la Caixa. La amable cajera me informa que esa cuenta es de otra entidad y la comisión es de 7 pavos. 7.

My face when

SIETE PAVOS. ARGH. Con eso tengo para ir al cine joder. Gracias a diso, la muchacha me informa de que EXISTE una sucursal de ING en Ciudad Real. Después de discutir con una cliente lerda que sabía dónde estaba (en realidad era un bankinter) parto pues sin mas demora hacia las frías tierras de Mord, deeel ING.

Llego al ING, hay una mujer (cotilla que soy yo y me entero de todo oye) que se está quejando porque se ha divorciado y su ex ha pillado una primitiva y ha ingresado el dinero y quiere trincar a ver si puede pillar algo. La cosa es que me atiende la cajera, aunque no se si cajera es el nombre adecuado, y me informa que en una sucursal de ING no puedo realizar ingresos a una cuenta de ING.

Me comenta que tengo que pedirle al tipo la cuenta asociada, hacer el ingreso en la cuenta asociada, y que él se mueva las perras. Nice.

Voy corriendo a casa, le mando el mensaje al tipo diciendo lo anterior y espero.
Y llega su respuesta (no literalmente como digo a continuación):

“No tengo que darte un dato privado mío, los ingresos debes realizarlos por paypal o a través de la cuenta de ING, como ha hecho todo el mundo. Espero el pago.”

Me entra la risa tontaca, mucha risa tontaca. Una retahíla de insultos que harían temblar todas las gramáticas porque nunca nadie había metido tantos adjetivos en una frase. Y ninguno bonico.
Al final la tipa de la caixa me ha hecho una rebaja por tener una cuenta con perras dentro y he pagado tres euros de comisión, se ha equivocado con el cambio y me ha dado un pavo de más. Mi condición de buena persona me obligaba a decírselo, pero no he podido, demasiado rencor acumulado.

Moraleja del día. Pregunta siempre al tipo al que compres donde tiene la cuenta.
Also, gatopikachu.